EL #FUTFEM ESPAÑOL VIVE SU MEJOR MOMENTO CON UNA LIGA IBERDROLA QUE BATE RÉCORDS

El fútbol femenino bate récords mundiales en España y consolida un éxito para todos: clubes, jugadoras, espectadores y seguidores por TV

El “cómo hemos cambiado”, de Presuntos Implicados, sonaba en todas las radios españolas en la década de los 90. Por aquel entonces, la Liga Nacional Femenina, primera denominación de la máxima competición del fútbol femenino (1988-1996), daba sus primeros pasos, “a siglos luz” todavía de lo que es hoy la Liga Iberdrola. Cambios de formato, de nombre, dominio de clubes como el Añorga KKE o el Oroquieta Villaverde caracterizaron aquellos años en los que la repercusión del fútbol femenino se limitaba a pequeñas reseñas en los periódicos deportivos tradicionales.

Pero nadie duda que hace 3 años todo cambió con la aparición de Iberdrola, un impulsor tradicional del deporte masivo y la cultura en España, entonces patrocinador de la Selección nacional de fútbol, campeona de Europa y del mundo. La líder mundial en renovables decide reorientar su inversión por un fin social que a la vez es un reto mayúsculo: impulsar a la mujer en el deporte de nuestro país, con el futfem a la cabeza.

Triple alianza por el #FutFem

A esta iniciativa de la eléctrica y su compromiso con la Federación Española de Fútbol se le sumó también La Liga, en una triple alianza que ha logrado impulsar esta competición beneficiando a todos y alcanzando hitos hace poco inimaginables: se abren –y llenan de espectadores- los grandes estadios españoles; las jugadoras de fútbol ahora ya son profesionales; se han logrado grandes éxitos deportivos de las selecciones femeninas en sus distintas categorías y se ha conseguido que cada fin de semana se retransmitan varios partidos por TV en abierto y en plataformas de pago.

Durante las dos décadas anteriores, los avances del fútbol femenino fueron escasos y lentos, manteniéndose aún como un deporte y afición casi anecdóticos. Desde la temporada 1996/97 hasta la 2001/02, el campeonato liguero se llamó División de Honor Femenina y se dividía en cuatro grupos de equipos según criterios de proximidad geográfica. Los equipos clasificados como primeros jugaban una eliminatoria de semifinales y final para decidir al campeón. Entonces, fueron desembarcando en el fútbol femenino grandes clubes españoles como el UD Levante, el RCD Espanyol o el FC Barcelona.

wanda metropolitano jugadoras atletico barcelona

En 2002, el número de licencias femeninas era de 10.747

Con ello, fueron creciendo también el número de jugadoras de fútbol federadas: en 2002, la cifra fue de 10.747 licencias femeninas (datos del Consejo Superior de Deportes). Ese año, la renombrada Superliga Femenina, de grupo único, la ganó el UD Levante. El conjunto granota fue el primer equipo español en participar, gracias a su condición de campeón, en la recién creada Copa de la UEFA Femenina, otra clara apuesta por el #FutFem por parte de una de las entidades más relevantes del deporte.

Así, de la mano de una sociedad que avanzaba en el camino hacia la igualdad, el fútbol femenino se abría paso entre la afición y los medios de comunicación. El lunes 28 de abril de 2003, la prensa española recogía el alirón del Athletic Club en un San Mamés al que acudieron 35.000 personas. El idilio entre el estadio bibaíno y el #FutFem no es cosa de un día ni algo nuevo.

El impulso definitivo: Selección y Liga Iberdrola

En la temporada 2011/12, se estrena la flamante Primera División Femenina, con 16 equipos. Diez años después, el número de licencias de fútbol femenino casi se ha multiplicado por cuatro: 39.023. El FC Barcelona hace una gran apuesta por su sección y gana el título liguero cuatro años consecutivos. La Selección española de fútbol femenino se clasifica por primera vez para la fase final de una Eurocopa en 2013. Y en 2015, llega su debut en un Mundial, el de Canadá, un punto de inflexión para el #FutFem español.

En 2016, el máximo campeonato de fútbol femenino en España pasa a denominarse Liga Iberdrola gracias a la llegada de su principal sponsor. Estrellas como Vero Boquete, Ainhoa Tirapu, Irene Paredes, Silvia Meseguer, Amanda Sampedro, Jenni Hermoso, Natalia Pablos, Vicky Losada o Alexia Putellas (por nombrar a algunas) ya son toda una referencia para aquellas niñas que empiezan a dar patadas a un balón. En apenas un año, el número de fichas federativas crece en un 36%: de las 40.524 de 2016 a las 60.329 de 2017, según el CSD.

“Mamá, ya salgo en la tele”

Lo que no se ve, no existe. Por eso ha sido especialmente importante la gran apuesta televisiva de la Liga Iberdrola. La temporada pasada, 65 encuentros fueron emitidos en abierto, a los que hay que sumar los retransmitidos por el canal de pago beIN LaLiga. Esta campaña, las retransmisiones por la pequeña pantalla continúan. GOL suele contar con dos partidos en abierto cada fin de semana y en el mes de febrero Movistar Vamos tomó el relevo de beIN en cuanto a la retransmisión de pago.

El curso pasado, por ejemplo, el FC Barcelona – Atlético de Madrid Femenino tuvo una audiencia media de 265.000 espectadores y llegó a congregar a 400.000 personas frente a la televisión.

Atlético - Barcelona, Wanda Metropolitano - int

Grandes estadios se abren al fútbol femenino

Sin embargo, el gran cambio ha sido la apertura de los grandes estadios españoles y la gran acogida por parte del público, batiendo récords de asistencia semana tras semana. El Vicente Calderón, Anoeta, Ciutat de Valencia, Wanda Metropolitano, el Carlos Belmonte, Benito Villamarín o el ya citado San Mamés son algunos de los grandes estadios que han abierto sus puertas a la Liga Iberdrola en los últimos años. La afición siempre ha respondido acudiendo en masa a los estadios. El derbi vasco entre Real Sociedad y Athletic (2-2) del pasado 10 de febrero congregó a 21.234 personas.

También hubo más de 20.000 personas en el UD Levante – Valencia Femenino disputado el pasado mes de diciembre. El Wanda acogió a 22.000 aficionados la pasada temporada en el choque entre Atlético de Madrid Femenino y Madrid CFF y este curso ha batido el récord de asistentes no solo de la Liga Iberdrola, sino también del mundo, con el ya clásico partido entre las rojiblancas y el FC Barcelona del 17 de marzo, con 60.739 seguidores.

Previamente, San Mamés había puesto el listón altísimo. En las semifinales de la Copa de la Reina, competición por la que también apuesta la energética verde, registró una asistencia de 48.121 personas. Hasta este fin de semana era el récord absoluto en la historia del fútbol femenino español, cifra que dio la vuelta al mundo y volvió a mostrar una realidad ya evidente de un crecimiento inimaginable hasta la creación de la Liga Iberdrola.

Ángela Sosa, Atlético de Madrid Femenino-dest

Ángela Sosa, la pasadora del Atlético Madrid Femenino

Polivalente, trabajadora y solidaria, Ángela Sosa destaca por ser la especialista en dar el último pase en el Atlético de Madrid Femenino.

Leer más

Sandra Paños, el muro del FC Barcelona femenino dest

Sandra Paños: el muro del FC Barcelona femenino

El FC Barcelona femenino es el único equipo invicto de la Liga Iberdrola y su portera titular, Sandra Paños, la menos goleada.

Leer más